Gestión de filiales

gestion_filiales

Gestión de filiales

Abrir una filial en España:

Para abrir una filial en España, una empresa extranjera debe seguir unos pasos específicos. En primer lugar, debe registrar la filial en el Registro Mercantil y obtener un Número de Identificación Fiscal (NIF) en el Ministerio de Hacienda. Además, debe designar un representante legal en España y abrir una cuenta bancaria en un banco español. También debe cumplir con los requisitos laborales y fiscales españoles y obtener los permisos y autorizaciones necesarias para operar en el país. Es recomendable contar con la ayuda de un abogado o una empresa de servicios jurídicos para facilitar el proceso de apertura de la filial.

Con la finalidad de facilitar a la matriz los trámites fiscales, legales, administrativos y contables de sus filiales, nuestro equipo de profesionales desarrolla una gestión totalmente integral de estas materias. Gracias a este servicio personalizado y global, denominado gestión de filial, la empresa ve garantizado en sus sucursales una gestión, coordinación e integración de todos estos procesos tributarios y legales.

  • Seguimiento y aplicación automática de cambios en materia de normativa legal.
  • Integración y coordinación de procesos contables con Head Office.
  • Coordinación de normativa en precios de transferencia.
  • Gestión de recursos humanos.
  • Coordinación con otros servicios logísticos, informáticos, laborales, locales, etc…

SOLICITAR CONSULTA

Empresas extranjeras en España

Una empresa extranjera es una empresa que tiene su sede en un país distinto al de España. Para operar en España, una empresa extranjera debe cumplir con ciertos requisitos legales, como registrarse en el registro mercantil, obtener un número de identificación fiscal y cumplir con las obligaciones fiscales y laborales aplicables en el país. Además, la empresa extranjera debe contar con un representante legal en España que actúe en su nombre y se haga responsable de sus obligaciones en el país. En resumen, operar en España como empresa extranjera implica cumplir con ciertos requisitos legales y contar con un representante legal en el país.

¿Cómo empezar una empresa subsidiaria en Barcelona?

Una empresa subsidiaria en Barcelona es una empresa que está total o parcialmente controlada por otra empresa, llamada empresa matriz. La empresa subsidiaria tiene su sede en Barcelona y opera bajo la dirección y control de la empresa matriz. La empresa subsidiaria puede tener su propia identidad jurídica y puede realizar sus propias actividades comerciales, pero su gestión está en manos de la empresa matriz. En resumen, una empresa subsidiaria en Barcelona es una empresa que opera bajo el control de otra empresa y que tiene su sede en la ciudad.

¿Cómo abrir una sucursal en Madrid?

Para abrir una sucursal en Madrid, una empresa debe cumplir con ciertos requisitos legales. En primer lugar, la empresa debe registrarse en el registro mercantil y obtener un número de identificación fiscal. Además, debe contar con un representante legal en Madrid que actúe en su nombre y se haga responsable de sus obligaciones en la ciudad. La empresa también debe cumplir con las obligaciones fiscales y laborales aplicables en Madrid y en el resto del país. Una vez que se han cumplido estos requisitos, la empresa puede abrir su sucursal en Madrid y comenzar a operar en la ciudad. En resumen, abrir una sucursal en Madrid implica cumplir con ciertos requisitos legales y contar con un representante legal en la ciudad.

Spanish VAT

El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) es un impuesto indirecto que se aplica a la mayoría de las transacciones comerciales en España. El IVA se carga sobre el precio de venta de un producto o servicio y se recauda por el vendedor, quien a su vez debe remitirlo al gobierno. El tipo de IVA aplicable en España es del 21% en la mayoría de los casos, aunque hay algunas excepciones en las que se aplican tasas reducidas del 10% o del 4%. En resumen, el IVA es un impuesto que se aplica a la mayoría de las transacciones comerciales en España y que se recauda para financiar los gastos del gobierno.