Os recordamos desde nuestra asesoría fiscal, contable y financiera que el pasado 1 de enero entró en vigor la reforma fiscal aprobada en noviembre de 2014 por el gobierno español, la cual reduce los tipos impositivos y el número de tramos del IRPF. Además, esta reforma incluye rebajas de impuestos para autónomos y realiza modificaciones en el sistema de módulos.

Por tanto, la nómina del mes de enero, así como todas las facturas que emitamos o que recibamos a partir del primer día de 2015, ya deberían haber sustituido las retenciones que se aplicaban en el ejercicio anterior e incluido todas estas reducciones en materia fiscal que permitirán a las empresas y a los profesionales reducir, aunque sea ligeramente, la carga impositiva y afrontar el futuro con más optimismo.

 

tramos del IRPF

 

La reforma sitúa el umbral mínimo de retención en 12.000 euros. Aquellas personas que declaren ingresos por debajo de esta cifra no pagarán el IRPF. No obstante, no todas las personas se beneficiarán en igual medida de estas rebajas en las cotizaciones, ya que las comunidades autónomas tienen competencias para modificar los tramos del IRPF que tienen cedidos. En función de dónde esté fijado el domicilio fiscal de la empresa o del trabajador, tendremos que ajustar los tipos y los tramos. Si quieres recibir información más detallada sobre las modificaciones de los tramos del IRPF que aplica tu comunidad autónoma no dudes en solicitar esa asesoría entre nuestros expertos.

 

De siete a cinco tramos del IRPF, principal novedad de la reforma

La principal novedad que incluye esta reforma fiscal es que se reducen de siete a cinco los tramos del IRPF. A partir de ahora, se aplica un gravamen de un 20% a los ingresos anuales de 0 a 12.450 euros; de un 25% a ingresos de 12.450 a 20.200 euros; de un 31% de 20.200 a 35.200 euros; de un 39% de 35.200 a 60.000 euros, y de un 47% a los que ingresen por encima de los 60.000 euros anuales. En 2016 está previsto que bajen otra vez todos los tramos, al 19%, 24%, 30%, 37% y 45% respectivamente.

La retención para los profesionales autónomos que tengan rentas no superiores a los 15.000 euros pasa del 21% al 15%. Para el resto de los autónomos, las retenciones bajan del 21% al 19%, mientras que para el próximo ejercicio el tipo impositivo se situará en el 18%.

Para los profesionales que tributen por el sistema de módulos, se sitúa en 150.000 euros el umbral de exclusión general para actividades económicas, tanto en ingresos como en gastos, y quedan excluidos los autónomos que facturen menos del 50% a personas físicas.

Todos estos cambios que implica la entrada en vigor de la reforma fiscal deben ser tenidos en cuenta por el personal administrativo de nuestra empresa. En caso de dudas y para evitar errores tanto en materia de facturación como en confección de nóminas hay que acudir a la asesoría y gestión por parte de expertos en economía y finanzas.

 

Asesoría Fiscal y Contable

Miquel Valls

Miquel Valls

Director- Gerente de Miquel Valls Economistes