Una sociedad limitada cuyo objeto social es gestionar un aparcamiento rotatorio de abonados prestó dinero a sus cinco socios hace tres años. Ahora se plantea realizar una reducción de capital.

Interesa saber si es posible realizar la reducción de capital contra la cancelación del saldo pendiente de devolver de los respectivos préstamos, cuyo importe es igual para todos.

A continuación nuestra respuesta a la consulta recibida en nuestro despacho de asesoría fiscal.

Nuestro despacho de asesoría mercantil responde:

Según el Artículo 317 de la Ley de Sociedades de Capital (Texto Refundido aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2010 de 2 de julio): “1. La reducción del capital puede tener por finalidad el restablecimiento del equilibrio entre el capital y el patrimonio neto de la sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas, la constitución o el incremento de la reserva legal o de las reservas voluntarias o la devolución del valor de las aportaciones. En las sociedades anónimas, la reducción del capital puede tener también por finalidad la condonación de la obligación de realizar las aportaciones pendientes.
Por lo tanto, según se deduce claramente de este artículo, la operación que nos plantean en su consulta, que la sociedad reduzca capital para condonar la deuda de sus socios, no está prevista legalmente. Si que lo estaría en el caso de la sociedad anónima, para liberar a los socios de la obligación de realizar aportaciones pendientes (dividendos pasivos), pero no para el caso de liberarles de cualesquiera otras deudas que pudieran tener con la sociedad.

asesoria financiera

Lo que se podría hacer en el caso que nos plantean en su consulta es un reparto de dividendos para que los socios los utilizaran para cancelar la deuda que mantienen con la empresa. Este reparto de dividendos permite a los socios no abonar la deuda, que se cancelará con cargo a los dividendos que reciben de la empresa; pero tiene el inconveniente de las repercusiones fiscales de todo reparto de dividendos (IRPF de los socios) y, además, disminuye el patrimonio neto de la sociedad.
Señalar, por último, que el mantenimiento de la deuda de los socios con la sociedad puede conllevar importantes repercusiones fiscales, al considerarse una operación vinculada, por lo que conviene formalizar la operación mediante un contrato de préstamo fijando unos plazos de pagos y unos intereses con la correspondiente retención pues, de lo contrario, en una Inspección de Hacienda, se puede interpretar la deuda existente entre los socios y la empresa, como un reparto de dividendos encubierto.

CONCLUSIÓN

La operación que nos plantean en su consulta, que la sociedad reduzca capital para condonar la deuda de sus socios, no está prevista legalmente

Normativa aplicada

Artículo 317 Real Decreto Legislativo 1/2010 de 2 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

Miquel Valls

Miquel Valls

Director- Gerente de Miquel Valls Economistes